jueves, 17 de mayo de 2012

Hace Quince años, El cielo se oscureció

Daemon Targaryen el primogénito de Aegon VI.
Cuando Aegon murió hace dieciséis años. Dejó cuatro hijos: Daemon, su heredero, quien siempre demostró una prudencia y un comportamiento intachable, hombre recto, atractivo y amable. Fue amado como su padre.

Daegar y Baeghor, los gemelos , ambos demostraron buenas actitudes para la lucha. Siempre que podían, participaban en duelos o en justas.

Sin embargo eran muy distintos entre sí en todo lo demás y se dice que no se profesaban demasiado amor fraternal. No se parecían físicamente: Daegar tenía el cabello rubio platinado de los Targaryen, pero Baeghor mostraba cabellos menos brillantes y una tez más oscura. Mientras que el primero mantenía un aspecto impecable y una alta higiene, el segundo siempre andaba sudado y ensuciado de los continuos entrenamientos a los que se sometia a diario.

Daegar era dado a las reuniones sociales, los bailes y la vida cortesana, de humor fácil y sonriente. Un gran músico que tocaba el arpa siempre que podía.

 Pero su hermano Baeghor era un hombre de acción, siempre rodeado de soldados o caballeros. Se rigió por un estricto código de honor que chocaba con las maneras de su gemelo, no era dado a los lujos a pesar de su alta condición.

Finalmente estaba Rhaennys, de temple autoritario pero reflexivo, la más joven de los hijos de Aegon.
Rhaennys targaryen en su visita a Lanza del Sol

Daemon ocupó el trono al morir su padre y nos brindó un corto pero intachable mandato. Casi al año de ascender al trono, dejó en cinta a su joven esposa, Marelly Martell y entonces el futuro parecía prometedor.

Pero el cielo de Poniente se volvió a oscurecer. Rápido y fugaz, todo volvió a cambiar.

El Rey Daemon murió repentinamente al poco de dejar en cinta a su esposa. Enfermó súbitamente y murió en dos días. Dejando el trono libre. Murió en el peor momento, dejando la línea de sucesión en gran confusión:

Si Marelly tenía un hijo varón, este sería el próximo rey de Poniente, o tal vez no…

Daegar y Baeghor, ambos, reclamaron el derecho al trono. Los gemelos discutieron acaloradamente y se  acusaron mutuamente de envenenar a su hermano mayor. Finalmente, una gran parte de los banderizos y ejércitos reales se dirigió a Altojardín con Baeghor, quien se casó con Lady Arya Tyrell la hija de Lord Loren, Señor de Altojardín y Guardián del Sur.

Pero otros permanecieron en la capital bajo las órdenes del autoproclamado Rey Daegar quien se sentó en el trono de hierro. Y no tardó en casarse, sin al autorización de Lord Merlo Baratheon, con la hija de éste, Lady Lyonesse, para obligar al padre a prestar su servicio a su nuevo yerno.

Baeghor Targaryen, quien siempre alentaba a sus tropas antes de la batalla.


 La joven Rhaennys, que fue incapaz de entender como sus hermanos se habían propuesto destruirse así entre sí, huyó junto a Marelly Martell a Dorne. Donde la Princesa Sasha Martell les dio cobijo. Aunque nada pudo hacer para salvar a Marelly, su prima, de los ataques que terminaron por volverla loca y más tarde, le hicieron perder a su hijo no nato.

Baeghor y Daegar llamaron a todas las casas a defender cada uno su causa como legítima y pedían acabar con el otro. Toda Poniente estuvo llamada a la guerra por los dragones y el cielo de Poniente se oscureció de nuevo.
            Esta vez no era la rebelión de un venado, sino las alas de dos dragones que despertaron y se alzaron en vuelo en una mortal danza. La Danza de Dragones.

 Pero sólo uno podía permanecer en lo alto, el otro debería caer y estrellarse.

Daegar Targaryen aprendió a tocar el arpa de su abuelo el Rey Rhaegar



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada